Ser un #hater, ¿es bueno para la salud?

vogue news

© GtresOnline.

La familia Reynolds-Lively al completo.

Ser un #hater, ¿es bueno para la salud?

La ciencia ha hablado…

16 de diciembre de 2016

María Mérida “Odio la Navidad”, “San Valentín es un creo de El Corte Inglés”, “en la vida nada sucede como quieres”, “la gente buena es la que padece las peores desgracias”. ¿Te suenan estas frases? Pues bien, con las mismas hemos tratado de condensar la filosofía #hater, cuyo primordial propósito es odiar totalmente todo. Lo real es que desde hace unos años, el número de adeptos de la semejante ha crecido significativamente, lo cual no deja de ser un claro indicativo de que en el 2016 es más sencillo odiar la vida que amarla.

No vamos a entrar en si el nivel de estupidez de la humanidad ha agrandado considerablemente, pero lo que está claro es que es mucho más visible gracias a Facebook, Instagram, Twitter y demás redes sociales. Sin embargo, y a pesar de lo sencillo que el planeta nos ha colocado esto de odiar casi todo lo que nos rodea, la ciencia ha reafirmado que bueno para la salud, no es.

via GIPHY

Una investigación llevada a cabo en Finlandia ha especifico que ser pesimista influye en nuestra salud de manera negativa. De acabado han sido inclusive más específicos, ya que entre las conclusiones que han publicado está que las personas pesimistas tienen más posibilidades de fallecer por una enfermedad de tipo cardíaco. Los investigadores siguieron durante una década la vida de 2.000 voluntarios, todos más grandes de 50 años, de los cuales 121 muerieron por una cardiopatía. ¿Y qué poseían en común estos últimos? Pues que todos  atesoraban una visión de la vida muy pesimista.

Obviamente, este factor no fue el causante de su muerte, pero sí que fue catalogado por los analistas como uno de los más decisivos a la hora de padecer este tipo de enfermedades. Casi tanto como fumar, realizar poco ejercicio o llevar una dieta con numerosas grasas saturadas.

via GIPHY

Los psiquiatras del Hospital Central de Päijät-Häme (autores del estudio) han reafirmado que la fortaleza mental es muy relevante a la hora de cuidar la salud y que atesorar una buena dosis de optimismo y buen humor ayuda mucho a la hora de combatir enfermedades y alargar la vida. Por otra parte, la investigación ha revelado que los hombres padecen más enfermedades cardíacas que las mujeres, ya que suelen beber más y comer peor, y también tienen a desarrollar una perspectiva más pesimista de la vida.

Ojo, esto no implica que ahora todos tengamos que forzar el optimismo y la felicdad –que de acabado es una de los grandes males de nuestro tiempo–, pero sí que conviene tener en cuenta que cultivar nuestra fortaleza mental nos garantiza más años en el planeta (en teoría).

Sacado de: Ser un #hater, ¿es bueno para la salud?
Ser un #hater, ¿es bueno para la salud?

Responder

Powered by WP Robot