La bisutería es la nueva joya

Bisutería Dolce & Gabbana

© Dolce & Gabbana

Backstage Dolce & Gabbana del desfile primavera-verano 2017

La bisutería es la reciente joya

A principios de los años 30 fue toda una rebelión y en los 80 el exceso explosivo propio de la época. Llegando casi al 2017, la bisutería es ya el accesorio esencial del día a día.

5 de diciembre de 2016

Marta Martínez Tato @MartaEmet La bisutería hoy es ya la reciente joya. Esa que no tiene límites y en la que todo –el exceso y la fantasía– es posible. Dicen que el tamaño no importa. Pero, en cuestión de joyas, siempre lo ha hecho. Con Coco Chanel pasó de ser un símbolo de riqueza a un sencillo ornamento. El día que ella semejante empezó a lucir sus collares de perlas falsas, para escándalo de la alta sociedad, ya nada volvió a ser como antes. Las mujeres ya no dependían de los hombres con dinero para lucir las joyas más espectaculares y, tal y como hizo con otras tantas cosas, sentó las bases de la moda actual.

Bisutería Coco Chanel

© Cordon Press

Coco Chanel con sus populares collares de perlas falsas

La década de los ochenta y sus excesos afianzaron a la bisutería como elemento de moda imprescindible. Accesorios XXL con piedras y oros falsos invadieron las pasarelas. Colecciones como las de Yves Saint Laurent eran terreno abonado para las creaciones más excesivas.
Llegaron los 90 y con el minimalismo propio de la década, la bisutería pasó a un 2º plano transformada en plato de mal gusto.

Pero, ya se sabe, en cuestión de moda solo hay que esperar el tiempo necesario para que la tendencia desterrada resurja de sus cenizas con más potencia que nunca. Y ahora es el turno de la bisutería y todas sus posibilidades. 

Bisutería yves saint laurent

© Cordon Press

Desfile otoño-invierno 1991-92 de Yves Saint Laurent

¿Cuál es el secreto de su éxito? Anton Heunis, creador de la firma de bisutería que lleva su nombre, lo tiene claro: “Fantasía y más fantasía, no hay límites, con el oro y los diamantes tienes que deducir más eterno, más clásico, algo para toda la vida. En cambio, con la bisutería puedes tener más diversión, más tendencia y más frescura. La bisutería ha cambiado mucho en los últimos tiempos, anteriormente era vista como un opción a las joyas de verdad, pero hoy en día se ha transformado en un accesorio más osado que se lleva por el diseño y no tanto por el valor de los materiales, se puede comparar con un bolso de autor o un par de zapatos.”

Los materiales que las líneas o firmas de bisutería utilizan amplían horizontes y multiplican las probabilidades de la imaginación. El cuero -como el empleado en uno de los complementos fetiche de la temporada, el gato de Loewe-, la resina -con la que la firma Papiroga juega en cada diseño- o la cerámica han dado otra vida a la bisutería.

La bisutería es la reciente joya

© Icíar J. Carrasco

Chiara Ferragni con el accesorio fetiche de la temporada, el gato de Loewe

No hay celebrity que no caiga en la tentación e incluya un accesorio de bisutería en su lookShourouk y su cosmos ultra colorista y pop es una de las marcas favoritas de Lady Gaga, Blake Lively y hasta la Primera Dama de Estados Unidos Michelle Obama. Diseños entretenidos y al hilo de la cultura más actual le han valido un colocado preferente entre las más fashionistas.

La pasarela regresa de reciente a rendirle pleitesía, reinventando sus usos. Dolce & Gabbana, en sus últimos desfiles fabrica todo un cosmos gracias este accesorio que le acepta desarrollar todo su imaginario: falsas tiaras, cuellos joya y un militar deluxe en el que las levitas se llenan de condecoraciones de pedrería.
La rebelión Gucci es otra de las firmas que se vale de la bisutería para poner así el broche fin a esa estética tan propia que ha inventado en las últimas colecciones. El college revisitado en el que se combinan prendas cozy con collares XL es perfecto para llevar a todas horas. 

La bisutería es la reciente joya

©

El diseño college revisitado de Gucci para esta temporada

Saint Laurent, por su parte, vuelve a los ochenta para acompañar sus propuestas con pendientes y gargantillas de bisutería que se mueven entre la estética rock y punk.

Pero también hay firmas más sutiles para las que huyen de los excesos. Danni Jo, Cornelia Webb o Julieta Álvarez responden a diseños minimalistas con juegos geométricos y materiales más relajados como las piedras o la cerámica. En definitiva, la bisutería es toda una declaración de principios, una apuesta por la fantasía y la probabilidad de cambiar de diseño con cada accesorio porque, como nos cuenta Almudena Gil, creadora de la firma Circo, la bisutería es “la libertad de poder tener tu pequeña colección de piezas y adquirir piezas más grandes, no todo el planeta puede adquirir joyería en grandes cantidades. También de poder adquirir más fantasía ya que con la joyería lo normal es decantarse por diseños más clásicos”. Almudena conoce bien de lo que habla, tras 10 años al frente de su firma, especializada en recuperar piezas antiguas de latón y darles un reciente uso sobre diseños más que sorprendente, ha visto de qué forma en los últimos años las marcas de bisutería han proliferado pasando de ser un accesorio secundario a 1 con voz propia.

Mira aquí la bisutería que querrás llevar.

Sacado de: La bisutería es la reciente joya
La bisutería es la reciente joya

Responder

Powered by WP Robot