'Devorar la Tierra', sexo y dinero

En este repaso que está haciendo ECC Ediciones a parte de la bibliografia “de formato corto” de Osamu Tezuka, nos estamos encontrando con obras que comparten en todo instante el tema de la naturaleza del hombre y sus pasiones, tanto bajas como de otra índole. Hay veces que se exhibe más acertado, como en ‘La canción de Apolo’ y otras en las que no tanto, como es ‘Devorar la Tierra’.

Como otras historias de Tezuka, en ‘Devorar la Tierra‘ nos hallamos con una premisa que, de repente, escala de forma asombrosa: La búsqueda de venganza de Zephyr hacia el hombre (así, como género) le llevará a hallarse con un marinero al que no puede conquistar, ya que su única debilidad es el alcohol y no el sexo. Por otro lado comienza a brotar un reciente producto que moverá masas: una piel sintética con la que todo el planeta podrá “cambiar” sus características.

Osamu Tezuka regresa a exhibir en ‘Devorar la Tierra’ su subordinación del lápiz en ese característico trazo que se ubica entre “lo Disney” y algo más “oscuro” y detallado. Es una combinación curiosa porque también lo es en el guion mezclando escenas de acción y conversaciones muy interesantes con momentos… raros (no se me ocurre otra palabra).

Al equivalente que otras de sus obras que hemos hablado por aquí, en ‘Devorar la Tierra’ se continúa hablando de una sociedad machista y materialista con ciertos tintes racistas. E inclusive tiene escenas que vistas hoy en día chocan demasiado como la de la decena de negros (caricaturizados totalmente) luchando por lograr pieles sintéticas blancas (y siendo felices al conseguirlas).

Tezuka Devorar TierraTezuka Devorar Tierra

Escenas anecdóticas aparte la verdad es que Tezuka es un autor que me desconcierta al exponer sus historias: los temas que aborda son muy interesantes pero hay veces que es excesivo exagerado y caricaturesco, haciendo que un tema serio como puede ser la preocupación por la apariencia o la naturaleza del odio entre personas quede trivializado.

El caso es que ‘Devorar la Tierra’ no me ha agradado demasiado. Si bien creo que Tezuka conoce lo que se hace no he podido conectar con la historia e inclusive ha habido tramos aburridos. Si bien la premisa es interesante, su ejecución no lo es tanto, por lo que es una obra que me ha dejado a medias.

En Papel en Blanco | ‘Oda a Kirihito’, fascinación por lo morboso

Sacado de: 'Devorar la Tierra', sexo y dinero
'Devorar la Tierra', sexo y dinero

Responder

Powered by WP Robot