Cómo improvisar un jarrón con un sobre de embalaje

Para este mes de Octubre, Anna, del blog De Todo un Poco, nos retaba a realizar un curro con flores.


Mejor dicho, la proposición era de la ganadora de la edición anterior, ganadoras en este caso. Lola, del Refugio de Lirtea proponía realizar flores con alambre y esmalte de uñas. Por su parte, María, de Hecho a Mano, cualquier curro con flores secas.

Nunca he acabado flores de alambre, y tampoco he tenido tiempo para ponerme al día y realizar algo decente, así que me he decidido por la 2ª opción.

Me llaman la atención los maceteros de papel kraft que tan de moda se han colocado últimamente. Son una alternativa sencilla, ecológica, y muy decorativa.

En la oficina tenía este sobre utilizado pero en muy buen estado. Únicamente, quité con cuidado alguna pegatina de envío que tenía. Después, abrí un poco los laterales.


Como véis, es de esos sobres con plástico de burbujas en el interior, así que como macetero, es estupendo.


Después, quité el plástico que sobraba. Por supuesto, pienso aprovecharlo cuando tenga que envolver algo delicado. Prohibido tirar nada!


Se dobla la parte superior hasta donde hemos cortado.


Se sujetan las esquinas con papel celo.


Y ya tenemos el macetero dispuesto para decorarlo a nuestro gusto. Yo he pintado la parte superior con Azul París, un tonalidad de azul preciosa.


Después, cuerda, cinta adhesiva de tela con flores azules y una etiqueta pintada en el mismo tono que el borde del macetero y después estarcida. Dentro del macetero he colocado una lata pintada en el mismo azul, que es la que hace las funciones de macetero o florero.


Un ramito de paniculata seca. Una flor muy simple pero que queda siempre preciosa al secarse y sostiene intacto su color.



Una pinza con pizarrita y… a que queda mono?




Cuando ya lo tenía terminado, mi madre me trajo unas hortensias de su jardín. Ya sabéis que las flores secas de la hortensia se dejan durante el invierno para que protejan a la planta de las heladas, y después se cortan en la etapa de la poda. Éstas que me trajo son todas de la semejante planta, y al secarse veréis qué de tonalidades tan diferentes han tomado… no sé de qué forma me gustan más las hortensias, frescas o secas. De instante las he colocado en agua, porque las hojas aún están verdecitas y me da pena que se sequen también.

Y ya que tenía las hortensias, decidí realizar un recipiente bonito para ellas utilizando otra bolsa de papel kraft utilizada que tenía en casa. Di unas vueltas a la parte superior y la pinté en verde aguamarina. Después, estarcí una frase y una bicicleta vintage rosa pálido.

Con florecitas secas de la paniculata, hice un cesto de flores para la bici, alternan los 2 tonos de los estarcidos y el blanco de las flores.

Por último, unas etiquetas de papel de scrap con un detalle de las mismas flores secas.




Fijaos las tonalidades tan diferentes que os comentaba… qué maravilla de planta.







Bueno, pues sin haberlo pensado, en lugar de un macetero/florero, he acabado dos.


Os gusta la idea de guardar flores secas en recipientes hechos con papel kraft?



Me voy a visualizar el resto de propuestas, seguro que todas maravillosas. No dejéis de pasar por la festival de flores de Anna!


Feliz semana para tod@s!!!

Sacado de: Cómo improvisar un jarrón con un sobre de embalaje
Cómo improvisar un jarrón con un sobre de embalaje

Responder

Powered by WP Robot